Desde hace veinte años, trabajo con familiares, amigos y ex miembros de sectas desarrollando intervenciones para la salida de una secta (lo que los americanos describen como exit counseling). La intervención para la salida de una secta es una modalidad de intervención terapéutica especializada para la extracción de una persona vinculada a un grupo sectario.

Este tipo de intervenciones arrancan a finales de los años sesenta, cuando las familias empezaron a ver a sus hijos cambiados radicalmente por influencia de una secta. Las familias se organizaron espontáneamente para poner en marcha lo que se dieron en llamar “desprogramaciones”, que básicamente comportaban la retención involuntaria de las personas durante un tiempo indeterminado a fin de lograrles sacar del grupo.

En parte debido a riesgos legales, pero también a cuestiones propiamente éticas, diversos profesionales norteamericanos empezaron a desarrollar sistemas de aproximación y extracción de una secta menos agresivos.

Estas intervenciones no coercitivas se extendieron durante los años 1980 y 1990, lo que hizo que se dejaran de practicar tales desprogramaciones en contra de la voluntad. De este modo, en la actualidad, la desprogramación ha sido sustituida por un enfoque más respetuoso, de naturaleza terapéutico-educativa, más profesional, más eficaz en sus resultados y que sobretodo es voluntario.

El objetivo principal de una intervención para la salida es que el adepto pueda reevaluar su compromiso con el grupo, ofreciendo nueva información y la posibilidad de educarse sobre el funcionamiento de las sectas.  Tras una intervención para la salida de una secta, suele ser recomendable un período posterior de ayuda psicoterapéutica especializada.

Una intervención para la salida de una secta es un proceso voluntario, intensivo, de duración limitada, educativo y contractual que se centra en el intercambio respetuoso de información con los miembros de sectas. Por lo general, suelen ser las familias o los amigos quienes solicitan la ayuda y si se evalúa que existen posibilidades de realizar una intervención que ayude a la salida, se procede a través de una serie de pasos con las familias y los amigos para alcanzar el objetivo.

El coste económico de este tipo de intervenciones varía, siendo un aspecto que deberá ser aclarado en la primera fase de evaluación, antes de proceder al encuentro con el adepto.

Tengan en cuenta que el terreno de las sectas está lleno de personas que asegurarán poder ayudarle, pero es importante que tomen el tiempo suficiente para calibrar la experiencia de tal o cual profesional en procedimientos como el descrito u otros de ayuda a la salida.